El segundo encuentro virtual en torno a la violencia en entornos virtuales estuvo muy interesante, José Caiza abordó temas de vital importancia que ayudan tanto a docentes como a padres de familia a conocer las rutas de actuación en casos de violencia sean dentro del entorno familiar, escolar o institucional; así como tener las herramientas necesarias para detectar cualquier tipo de violencia y podamos ayudar a quienes más nos necesitan.

Para entender y sobre todo para evitar llegar a consecuencias nefastas, es fundamental practicar la prevención misma que tiene por objeto reducir la aparición de situaciones de violencia sexual.  La prevención integral se centra en la enseñanza de cómo evitarla y en las medidas que se deben adoptar cuando ya han sucedido. Las acciones preventivas contribuyen a evitar la repetición de la violencia sexual y la revictimización; en relación con esta última, es importante vincular a la víctima y a sus familias con servicios de calidad para su tratamiento, disminuyendo así las secuelas psíquicas y físicas que conllevan este tipo de situaciones.

Estrategias de Prevención de la Violencia Sexual para la Comunidad Educativa

  • Hablar de sexualidad integral: Brindar información necesaria de los derechos de niños y niñas, además de conocer los derechos humanos, sexuales y reproductivos. Es importante incentivar el autoconocimiento, el respeto y la valoración por el cuerpo. Debemos enseñar a respetar, hacer respetar el cuerpo, la intimidad, a identificar y DECIR NO frente a situaciones incómodas.
  • Fortalecer las habilidades formadoras y educadoras de las familias y docentes: se debe gestionar la sensibilización a docentes, madres y padres sobre la problemática de la violencia, es óptimo reflexionar en torno a los propios mitos y tabúes aprendidos durante la niñez. Es necesario aprender y desarrollar habilidades de diálogo,
  • Evitar transmitir estereotipos de género: Incentivar la equidad y la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres es la base para empezar a cambiar la realidad en la que vivimos.
  • Desarrollo Humano Integral: Promover en los niños y niñas a identificar las diferencias entre secretos apropiados y no apropiados. Es importante enseñar a decir NO ante situaciones amenazantes o desagradables. Enseñarles técnicas de autoprotección es un arma muy efectiva contra cualquier amenaza y sobretodo enseñar a los niños y niñas a discriminar los actos cariñosos de los abusivos, y a saber defenderse de estos últimos.

La protección de nuestros niños y niñas es un trabajo muy complejo y más cuando se trabaja en la virtualidad, a diferencia de lo presencial donde tenemos un trato directo y podría ser un poco más sencillo identificar ciertas conductas o comportamientos que nos den una pauta en el diagnóstico temprano de algún tipo de violencia; en la virtualidad es más difícil pero no imposible, lo importante es poner atención a indicadores y factores de riesgo  que puedan alertarnos sobre un posible hecho de violencia sexual y así actuar de manera adecuada. Lo primero que se debe hacer es denunciar de inmediato en las instancias correspondientes para que se inicien los procedimientos y las investigaciones necesarias.

En caso que el abuso sexual haya sido tiempo atrás también debe ser denunciado con el fin de iniciar un proceso de investigación y proteger inmediatamente al niño, niña o adolescente. Para poder reconocer la violencia sexual es importante prestar atención a los siguientes indicadores:

FACTORES DE RIESGO PERSONALES

  • Desconocimiento de los derechos humanos, sexuales y reproductivos.
  • Baja autoestima.
  • Escaso desarrollo de habilidades sociales.
  • Deprivación afectiva, es decir, carencia de un vínculo sano y suficiente, que garantice un desarrollo integral adecuado.
  • Carencia de conocimientos sobre lo que es y no es apropiado en contacto físico.
  • Presentar alguna discapacidad.
  • Haber sufrido malos tratos o humillaciones, lo que hace considerar que la violencia es un comportamiento natural y normal.
  • Consumo de sustancias psicoactivas, incluido el alcohol.
  • La violencia sexual no se relaciona con la condición social, económica o cultural, ni las creencias religiosas o políticas; sin embargo, ser niño, niña o adolescente de escasos recursos económicos puede exponerle a una situación de mayor riesgo.

FACTORES DE RIESGO FAMILIARES

  • Desconocimiento de los derechos de niñas, niños y adolescentes.
  • Relaciones familiares fundadas en la violencia.
  • Delegar la crianza de niños y niñas a personas extrañas, o dejarlos solos o solas en los hogares, durante largos períodos.
  • Historias de violencia sexual del padre o la madre.
  • Negación del acceso a información sobre la sexualidad y derechos sexuales y reproductivos.
  • Fallas en la comunicación intrafamiliar.
  • Desacuerdos en el ejercicio de la autoridad.
  • Consumo de sustancias psicoactivas, incluido el alcohol.

FACTORES DE RIESGO FAMILIARES

  • Desconocimiento de los derechos de niñas, niños y adolescentes.
  • Relaciones familiares fundadas en la violencia.
  • Delegar la crianza de niños y niñas a personas extrañas, o dejarlos solos o solas en los hogares, durante largos períodos.
  • Historias de violencia sexual del padre o la madre.
  • Negación del acceso a información sobre la sexualidad y derechos sexuales y reproductivos.
  • Fallas en la comunicación intrafamiliar.
  • Desacuerdos en el ejercicio de la autoridad.
  • Consumo de sustancias psicoactivas, incluido el alcohol.

Dentro de algunas características que a lo largo de diversas investigaciones se han ido determinando, así como comportamientos que suele mostrar un supuesto agresor o agresora sexual son:

  • Puede ser hombre o mujer.
  • Puede ser una persona conocida y cercana a la víctima.
  • Puede mostrar apatía, desinterés y/o depresión o presentar un
  • pobre control de impulsos.
  • Suele buscar estar a solas con la víctima en espacios que carezcan de protección o de vigilancia de terceras personas.
  • Es probable que utilice la amenaza o el castigo severo como forma de control.
  • Tiende a recurrir al engaño y a la seducción, se vale de su posición de superioridad o poder frente a la víctima.

Las víctimas de violencia sexual pueden sufrir varias consecuencias en los distintos ámbitos de su vida. Estos daños pueden influir en sus estudios, su relación familiar o con otras personas, sin embargo, no todas las víctimas de violencia sexual presentan rasgos evidentes o consecuencias inmediatas por un hecho de violencia. Las secuelas más frecuentes en una víctima de violencia sexual son:

  • Tristeza y depresión: muchas veces estas manifestaciones pueden llegar al suicidio, presentar disturbios del sueño, pérdida del apetito.
  • Trastorno de estrés postraumático: menor competencia social, problemas sexuales futuros, menor autoestima, graves problemas de conducta.
  • Baja autoestima: ausencia de habilidades para el control de la ira, dificultad para conectarse afectivamente con otras personas.
  • Dificultad de aprendizaje: dificultad para concentrarse y dificultad para retener nuevos conocimientos.
  • Desconfianza generalizada con las personas: no muestran empatía con otras personas, son temerosos y poco sociables.
  • Presencia de conductas de riesgo asociadas al uso y consumo de alcohol, tabaco y otras drogas: las víctimas de violencia sexual son más vulnerables y fácilmente influenciables por lo que con frecuencia recurren a estas conductas que ponen en riesgo su salud.

Si quieres conocer cuáles son las rutas de actuación ante estos casos detectados o que presentan sospecha no dejes de visitar nuestra fanpage Formación Continua Poliestudios para que puedas ver la capacitación completa que José Caiza preparó para ti. Ingresa al siguiente link y podrás enterarte más sobre este tema tan importante: https://www.facebook.com/1552782481680203/videos/349230373112401

Estamos ante un cambio acelerado dentro de la sociedad, es un proceso que está explotando todas las habilidades y destrezas de los docentes, por ello te invitamos a capacitarte, que esperas para convertirte en un “Docente Todo Terreno”. Poliestudios pone a tu disposición las siguientes formaciones:

Docente Digital 1: Educación en línea.

Link de inscripción: https://bit.ly/2QxmYQ6

Docente Digital 2: Creación y diseño de aulas virtuales.

Link de inscripción: https://bit.ly/3aZBYhO

Docente Digital 3: Planificación curricular en entornos virtuales del aprendizaje.

Link de inscripción: https://bit.ly/2W4ieEK

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *