El TEA (Trastorno del Espectro Autista), es una afección neurológica y de desarrollo que disminuye las capacidades de: interactuar, comunicarse, entender  y compartir las emociones y sentimientos de los demás, así como imaginar situaciones o acciones no concretas.

Hablar de autismo es hablar de un tema de gran trascendencia social, con una incidencia alta sobre todo en los países de América Latina, por ello la importancia de realizar un diagnóstico correcto y sería mejor si se lo realiza en edades tempranas, es muy preocupante que adolescentes de 12- 14 y hasta 16 años van a consulta y son diagnosticados con TEA, cuando se puede conseguir una mayor mejoría cuando se inicia una intervención temprana con la posibilidad de poder influir en el pronóstico tanto a nivel escolar, familiar y social.

Dentro de la Etiología del Autismo, podemos encontrar 2 tipos:

  1. Idiopático: dentro de las características que tiene este tipo de autismo es que la causa es desconocida, hay un trastorno puro, hay ausencia de marcador biológico del trastorno base, además es predominante en el sexo masculino, tiene además una discapacidad del 70% con un amplio espectro de gravedad.
  2. Sindrómico: Podemos decir que tiene una causa conocida, y puede estar asociado a otras manifestaciones, en este caso es posible que existan marcadores biológicos, con una discapacidad mental casi constante y con un predominio de casos graves.

Para hablar de un autismo sindrómico, se debe tener en cuenta algunos trastornos genéticos como:

  • X frágilA
  • Rett
  • Angelman, Prader, Will
  • Down, Turner, Síndrome XYY, tetrasomía parcial del 15.
  • E Tuberosa, Neurofibromátosis, Hipomelanosis de ito.
  • entre otros factores.

Existen además algunos factores genéticos que pueden ser la causa del trastorno, como por ejemplo;

  • Tendencia Familiar: 2% de probabilidad de que una familia con un hijo autista pueda tener otro hijo autista.
  • Genes en algunos cromosomas: 2-3-7-15-X
  • Hallazgos cínicos de autismo en algunos síndromes genéticos: terasomía parcial 15, Angelman, essclerosis tuberosa, X frágil, Rett y Turner.

El autismo entonces puede ser la conjunción de factores múltiples que se combinan con una alteración genética.

Indicadores de Alerta para Diagnóstico Nivel I

  • Comunicación
  • Relaciones Sociales
  • Conductas

Los más significativos son:

  • No responder a su nombre
  • No mostrar objetos, ni decir adiós.
  • No sonreír recíprocamente.
  • No mostrar interés por otros
  • Tener rabietas frecuentes y desproporcionadas.
  • Adhesión excesiva a un objeto.

Se deber realizar una indicación absoluta de evaluación para TEA si el niño:

12 meses

No balbucea

No tiene ningún signo de gesto social (señalar, decir adiós)

16 meses

No dice la primeras palabras

24 meses

No ha elaborado frases espontáneas de dos palabras.

A cualquier edad

Algún tipo de pérdida de lenguaje o de habilidad social.

Indicadores de Alerta para Diagnóstico Nivel II

  • Confirmar las preocupaciones referidas por los padres o los profesionales de AP.
  • Hacer un diagnóstico diferencia con otros problemas de la infancia.
  • Descartar la existencia d patologías que pueden condicionar un TEA secundario.

Quieres aprender a diagnosticar correctamente el TEA, mira con atención el siguiente video donde la Dra. Verónica Jiménez te cuenta lo que necesitas saber.

https://www.facebook.com/poliestudiosformacion/videos/129825719363959

Además aún puedes inscribirte para el 4to encuentro del webinar Estrategias Metodológicas para el abordaje de trastornos en la niñez y adolescencia dentro del aula.

Hazlo ahora, y pregunta a nuestros asesores de venta como puedes obtener tu certificación académica.

Inscríbete aquí: https://forms.gle/rhSWrWxet5qDMWZm6

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *