¿Te has preguntado cómo va influenciar la educación durante y después de esta pandemia?

Para la sociedad la pandemia del Coronavirus se encuentra marcando un antes y un después para la enseñanza. Mediante las circunstancias que nos encontramos atravesando estamos en la obligación de convertirnos en ciudadanos digitales, que dejemos de lado el pasatiempo de las redes sociales, que si nadie lo niega son entretenidas, pero ahora nos encontramos en la necesidad de auto educarnos, tener iniciativa por la investigación e ir alimentando el deseo de aprender e incluso buscar formas de obtener dinero, como sabemos no solo estamos pasando una catastrófica pandemia sino también una terrible recesión económica.

Aunque muchas personas pensemos que dentro del Ecuador y Latinoamérica se tiene una alta conectividad de internet, nos llegamos a dar cuenta que no es cierto que la mayoría de individuos cuentan con datos por celular y no una conexión fija, aun no se le ha llegado a tomar en cuenta como una necesidad básica siendo que este es una red de comunicación interconectada de tecnología que coopera a informarnos de manera rápida y práctica.

Muchos profesionales de la educación no han sabido aprovechar el potencial de la transformación tecnológica-digital antes de la pandemia, entonces es hora de interesarnos por esta revolución digital que se nos está presentando a raíz del covid19, muchos maestros no les agrada adaptarse al cambio prefieren la educación tradicional a la que hemos estado acostumbrados por cientos de años pero ya es hora de cambiar y demostrar que el ser humano puede llegar hacer cosas grandiosas si somos capaces de adaptarnos al cambio. Recuerden que como dijo Debasish Mridha “La inteligencia no siempre define la sabiduría, pero la adaptabilidad al cambio sí”.

Aprender y enseñar en modalidad online es una labor mucho más complicada que hacerla presencial tanto para niños como para adolescentes y adultos, es fundamental que a todos nos quede claro esto y no exigir a los estudiantes ni así mismo varias horas de enseñanza vía online, porque no se lograra ver un correcto aprendizaje y por ende resultados exitosos como maestros y estudiantes. Un niño puede estar en una video conferencia 25 minutos como máximo, un joven adolescente de 30 a 35 minutos y un adulto 45 minutos para que pueda llegar a dar el 100% de su atención y con excelentes resultados.

Este tiempo de aislamiento tiene que servirnos para reflexionar sobre la manera de enseñanza y cómo podemos mejorar como profesionales de la educación y arriesgarnos a cruzar el reto de  probar nuevas herramientas y métodos de aprendizaje efectivas y prácticas para el estudiante en las cuales se colabore a una enseñanza eficaz y eficiente sin la necesidad de estar varias horas frente al computador y sea una experiencia beneficiosa para su aprendizaje. El reto se trata en pasar sin ningún inconveniente de una plataforma o aula virtual a un aula presencial a la que estábamos acostumbrados sin que tenga consecuencias negativas para los estudiantes.

En esta época de carencia de empleo el maestro juega un papel esencial, es la mejor oportunidad para que enseñe y para que muchas personas aprendamos de sus conocimientos porque como sabemos la educación, la innovación, la investigación y la creatividad serán la solución para comenzar un nuevo mundo, lleno de valores enriquecedores y conocimientos fructíferos.

 

 

Lic. Lizeth Dávila

Comunicación Corporativa 

Formación Continua Poliestudios 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *