La dislexia es un trastorno del desarrollo que normalmente aparece en edades tempranas y persiste en la edad adulta.

A pesar de que no tiene nada que ver con la inteligencia, suele dificultar el aprendizaje, pues confunden letras, sílabas y sonidos; y esto les supone un reto para escribir, leer, comprender y expresarse.

En relación a este aspecto es importante tener en cuenta que este trastorno es independiente de otras causas intelectuales, culturales, y emocionales.

Los niños que la presentan tienen una inteligencia normal o que, incluso, puede estar por encima de la media.

Por otro lado, también hay estudios neurológicos que afirman que la estructura celular del cerebro de las personas con dislexia es diferente. Asimismo, otras personas entienden este trastorno como una alteración de la memoria a corto plazo o como un problema lingüístico.

Por ende, es normal observar la preocupación que tienen los padres al notar que sus hijos tienen un bajo rendimiento en sus instituciones educativas, y no saber a qué se debe.

Aunque según expertos en el tema, confirman la probabilidad hereditaria de este trastorno, sin embargo, 1 de cada 10 niños de todo el mundo tiene dislexia. Encima de todos los datos, lo que realmente importa es extender una ayuda especial a los niños que de alguna u otra forma enfrentan la vida diaria.

Mientras entendamos la relevancia de la empatía, podremos dar una solución efectiva a este trastorno.

Como sabemos, existen algunas dificultades que padecen los niños con dislexia y que, por lo general, duran toda la infancia. De tal modo que, la personalidad del niño con dislexia toma otra estructura fuera de la tradicional. Los problemas que presentan son: poca o nula comprensión lectora y de escritura, dificultades para desarrollar habilidades motoras o conductas desinteresadas, entre otros.

Los problemas o síntomas de este trastorno se presentan de distintas formas, y esto depende en la medida que un niño disléxico va creciendo. Los problemas de aprendizaje de un niño de 4 años no son los mismos que los de un niño de 11 años.

En gran parte se observa una personalidad común en los niños con dislexia, como:

  • Extremadamente desordenado u ordenado compulsivo: Se concentra en mantener su lugar totalmente limpio o desordenado.
  • Perfeccionista: Casi nunca considera terminado una tarea bajo sus expectativas, de manera que busca mejorar cada vez la actividad en la que se encuentra ocupado.
  • Emocionalmente sensible: Cada circunstancia o evento lo recepta mediante imágenes y sentimientos, esto hace que perciba cada situación de manera subjetiva.
  • Mayor capacidad: Tiene un alto IQ, aunque sus calificaciones no lo demuestran. Por lo general, en las pruebas escritas fracasan, sin embargo, en pruebas orales le va bien.
  • Sensibilidad para percibir el entorno: Es capaz de discernir con facilidad lo que le rodea, y esto se debe también a que tiene un oído muy extendido que le facilita escuchar cosas que no se dijeron o que no son aparentes para los demás.
  • Gran curiosidad y creatividad: Tiene una gran habilidad para recrear los elementos que configuran todo su entorno.

Otras características:

  • Es propenso a tener infección al oído por su capacidad extraordinaria de ser sensible
  • Puede tener un sueño profundo o ligero
  • Tiene muy alta o baja tolerancia al calor
  • Decir la hora resulta ser todo un desafío
  • Depende de sus dedos para resolver problemas matemáticos
  • Constantemente se queja de mareos o dolores de cabeza cada vez que intenta leer
  • Es muy talentoso para el arte, la música, actuación o deportes, entre otros.

Estas manifestaciones anímicas y conductuales pueden ser diagnosticadas desde los 3 hasta 12 años de edad. Es posible que, en cada etapa de su vida, presente síntomas específicos. En otras circunstancias, al no ser ni siquiera diagnosticados imposibilita el manejo de intervenciones pedagógicas que necesitan, por lo que desemboca en baja autoestima y fracaso escolar.

Por ello, reconocemos la gran importancia de prestar atención a nuestros niños o estudiantes desde su infancia, sin subestimar mínimos comportamientos inadecuados en sus tareas. En la edad de 3 a 5 años comenzamos a notar los primeros síntomas, especialmente cuando el niño empieza la guardería.

En esta etapa, ellos comienzan a inmiscuirse en el entorno educativo y social.

Señalamos una vez más la importancia de un diagnóstico precoz y la permanencia de una actitud positiva para corregir este diagnóstico lo antes posible.

Cada padre y docente está consciente de su rol en la vida de sus hijos y estudiantes, y cada vez el ámbito educativo demanda de un esfuerzo extra para quienes necesitan una educación focalizada.

Es tiempo de prepararnos en estos temas con mayor diligencia para ayudar a quienes padecen de este trastorno.

Recuerda:

«Si un niño no puede aprender de la manera que enseñamos quizás debemos enseñarles de la manera que ellos aprenden» Ignacio Estrada

Por ello, Poliestudios te ofrece la gran oportunidad para aprender junto a los mejores. Capacítate en la formación «Dislexia y Métodos de Intervención» y conviértete en un especialista en este campo.

No dejes pasar esta gran oportunidad y los excelentes beneficios a los que puedes acceder:
▪️Modalidad 100% online
▪️Certificación 500 horas académicas
▪️Plataforma abierta 24/7.
Contamos con un sistema de becas desde el 10 al 50% de descuento, para apoyar tu desarrollo profesional
 COSTO DE LA MATRÍCULA: $125 dólares
Link de pago matrícula: https://ppls.me/FpvKHzSZsZVk8Is85I75g
Para tus depósitos o transferencias bancarias ponemos a tu disposición las siguientes cuentas:
PACÍFICO
Cuenta Corriente 8043377
Formación Continua Poliestudios Forpolinet S.A
Ruc: 1792741742001
finanzas@poliestudios.org
PRODUBANCO
Cuenta corriente 02005235711
Formación Continua Poliestudios Forpolinet S.A
Ruc: 1792741742001
finanzas@poliestudios.org
BANCO DEL PICHINCHA
Cuenta de Ahorros N° 4018882600
Nombre: Darwin García
CI: 1002021887
finanzas@poliestudios.org
Para MAYOR INFORMACIÓN
Contacta a uno de 👨🏻‍💻nuestros asesores de ventas:
095 860 8835
098 339 5924
Fanpage: Formación Continua Poliestudios

Una idea en “¿Cómo es la personalidad de un niño con dislexia?”

  • Gracias por propiciar este tipo de espacios que enriquecen la educación de nuestro pais, para beneficio de todos nuestros niños, niñas y adolescentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *