En esta ocasión nos acompaña el Lic. José Caiza; graduado en la ciudad de Ibarra especialista en entrenamiento deportivo, posee además una especialidad en Psicología Educativa en la Universidad Central del Ecuador, experto en capacitaciones virtuales en diversas plataformas digitales.  La capacitación giró en torno a la temática de perfeccionamiento de los hábitos de estudio a través de la memoria, la atención y la concentración de los estudiantes.

Como primer punto el especialista Caiza inició con preceptos básicos importantes para ir desarrollando la capacitación, de esta forma menciona que la memoria, atención y concentración son procesos cognitivos fundamentales dentro del proceso de todo aprendizaje del ser humano, además desarrolla conceptos clave para la fluidez de su presentación como:

Memoria: permite almacenar información y recuperarla cuando nos es precisa; nos permite revivir el pasado. Dicha memoria posee tres procesos: la codificación, el almacenamiento y la recuperación. Si estos tres procesos fundamentales podemos decir que tenemos una buena memoria.

La memoria principal que el ser humano posee es la memoria sensorial, esta memoria permite sentir y con ello ir

almacenando información que será utilizada para saber cómo comportarse en diversas circunstancias cotidianas. Esta memoria sensorial pasa tanto a la memoria de corto plazo como a la de largo plazo dependiendo del grado de estímulo ejercido.

  • La memoria a largo plazo se divide en:
  • Memoria Episódica: permite recordar acciones en las que la persona es el actor principal de la misma, es decir cuando nosotros realizamos una acción es más fácil recordarla.
  • Memoria Semántica: gracias a esta memoria todos los conceptos que se nos imparten en todas las materias logran ser almacenados
  • Memoria implícita: esta memoria está ejecutada, ya está automatizada luego de haber pasado por un proceso previo que hizo que aprendamos una acción.
  • Codificación: es toda la información que recopilan nuestros sentidos a través de sus órganos responsables, es decir: ver, escuchar, degustar, oler y tocar. Esta información llega a zonas específicas del cerebro a través de los estímulos, estos estímulos van a tener una intensidad, duración frecuencia y modalidad. Para que el estímulo logre su objetivo debe cumplir correctamente con estas etapas.
  • Estos estímulos pueden variar debido a las emociones que tanto los docentes o estudiantes presenten en el momento del aprendizaje, por ello es importante realizar actividades que estimulen su concentración.
  • Almacenamiento: todas las actividades, información, aprendizaje está almacenado lo que permite que se establezca nuestro comportamiento, nuestro carácter así que debemos tener en cuenta que cada estudiante tiene una forma distinta de aprendizaje y es importante establecer estrategias que permitan llegar a ellos con el conocimiento.

Atención: es un proceso psicológico básico e indispensable para el procesamiento de la información, la motivación juega un papel relevante en la capacidad atencional ya esta es el camino para lograr las metas.

La Concentración: Es la capacidad de mantener la en una tarea por más tiempo sin distraerse. Mientras más sentidos se utilicen en la actividad mayor será la concentración.  La concentración es voluntaria, no se puede obligar.

Hábitos de estudios: son sumamente importantes ya que ayudan en la concentración, en la organización, en la comprensión y en la retención de la información. El hábito de estudio nos permite llegar a ser eficientes, nos permite ser excelentes. Gracias a nuestros buenos hábitos de estudio mejorará el tiempo, la producción y sobre todo a alcanzar el conocimiento que nos será útil en nuestra vida.

El hábito es una conducta que es repetidas suficientes veces hasta que se vuelve automático o involuntario en la vida. Pueden ser buenos o malos. Para cambiar o iniciar a trabajar en nuestros hábitos podemos seguir estos 6 sencillos pasos:

TIPS para crear buenos hábitos de estudio

  1. Establecer un lugar adecuado para estudiar o trabajar.
  2. Materiales accesibles.
  3. Mantenerse lejos de distracciones y tentaciones.
  4. Necesitamos tiempo de calidad.
  5. Crear un plan de estudio.
  6. Tomar descansos.
  7. Crear apuntes propios.
  8. Dormir el tiempo suficiente.
  9. Realizar preguntas.
  10. Repasar regularmente.
  11. Aprender de los errores.
  12. Practicar bajo condiciones de examen.
  13. Fomentar la lectura.

Este último numeral es importante ya que gracias a la lectura se incrementa el vocabulario, se mejora la memoria, reduce el estrés, aumenta la concentración, es el mejor ejercicio mental que puede ayudar a nuestros estudiantes a llegar a ser profesionales.

Referencias

Best, J. B. (2002). Psicología cognoscitiva /. México: Thomsom.

RÍOS, L. A. (2014). REPENSANDO PSICOLOGÍA EDUCATIVA EN LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO. Lima: Punto & Grafía S.A.C.

Salazar, S., & Ponce, D. (1999). Hábitos de lectura. Biblios, núm. 2,.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *