Artículo 7 de la LOEI – Derechos de los estudiantes ecuatorianos

Hoy hablaremos sobre los derechos de los estudiantes, un tema que interesa a toda la comunidad educativa. Cada año entrante las instituciones educativas dan a conocer a través de sus autoridades, las reglas e indicaciones generales sobre el comportamiento que los alumnos deben adquirir en su estadía en la escuela o colegio.

Sin embargo, son pocos los que enfatizan sobre los derechos que tienen los estudiantes. Por un lado, esto puede ser por causa de desconocimiento en cuanto al tema, o porque prefieren que los alumnos no lo sepan para evitar la tarea de informar.

Pues, son datos muy importantes que cada estudiante como docente debería conocer.

Por ello, hoy compartiremos la lista de derechos que debemos conocer todos.

La responsabilidad de un docente no es solamente enseñar día a día a sus estudiantes sobre determinado tema, sino, dar a conocer sobre los códigos de convivencia para construir en conjunto con la comunidad educativa un ambiente justo y equitativo.

Conozcamos sobre el artículo 7 de la LOEI en su última modificación

Las y los estudiantes tienen los siguientes derechos:

  1. Ser actores fundamentales en el proceso educativo
  2. Recibir una formación integral y científica, que contribuya al pleno desarrollo de su personalidad, capacidades y potencialidades, respetando sus derechos, libertades fundamentales y promoviendo la igualdad de género, la no discriminación, la valoración de las diversidades, la participación, autonomía y cooperación;
  3. Ser tratado con justicia, dignidad, sin discriminación, con respeto a su diversidad individual, cultural, sexual y lingüística, a sus convicciones ideológicas, políticas y religiosas, y a sus derechos y libertades fundamentales garantizados en la Constitución de la República, tratados e instrumentos internacionales y la Ley;
  4. Intervenir en el proceso de evaluación interna y externa como parte y finalidad de su proceso educativo, sin discriminación de ninguna naturaleza;
  5. Recibir gratuitamente servicios de carácter social, psicológico y de atención integral de salud;
  6. Asociarse, reunirse y manifestarse en forma libre y voluntaria; participar activamente en el proceso educativo; ser escuchados y escuchadas y que su opinión sea considerada parte de las decisiones que se adopten y hacer uso de la objeción de conciencia debidamente fundamentada.
  7. Participar en los procesos eleccionarios de las directivas de grado, de los consejos de curso, del consejo estudiantil y de los demás entes de participación de la comunidad educativa, bajo principios democráticos garantizando una representación paritaria entre mujeres y hombres; y, en caso de ser electos, a ejercer la dignidad de manera activa y responsable a participar con absoluta libertad en procesos eleccionarios democráticos de gobierno estudiantil, a participar, con voz y voto, en los gobiernos escolares, en aquellas decisiones que no impliquen responsabilidades civiles, administrativas y/o penales.
  8. Ser protegidos contra todo tipo de violencia en los establecimientos educativos, así como a denunciar ante las autoridades e instituciones competentes cualquier violación a sus derechos fundamentales o garantías constitucionales, cualquier acción u omisión que atente contra la dignidad e integridad física, psicológica o sexual de la persona; a ejercer su derecho a la protección;
  9. Recibir becas y apoyo económico que les permitan acceder en igualdad de condiciones al servicio educativo conforme a la regulación emitida por la Autoridad Educativa Nacional;
  10. Recibir permisos especiales, auspicios, apoyos y becas para sus representaciones nacionales o internacionales cuando destaquen en méritos, logros y aportes relevantes de naturaleza académica, intelectual, artística y cultural, deportiva y ciudadana;
  11. Gozar de la privacidad y el respeto a su intimidad, así como a la confidencialidad de su expediente académico, sus registros médicos y psicológicos;
  12. En todo proceso en el que se determinen derechos y obligaciones, ejercer el derecho al debido proceso;
  13. Disponer, sin discriminación de facilidades, espacios e infraestructura de calidad, que le permitan la práctica de actividades deportivas, sociales, culturales, científicas en representación de su centro de estudios, de su comunidad, su provincia o del país a nivel competitivo;
  14. Contar con propuestas educacionales flexibles, innovadoras y alternativas que permitan el acceso, permanencia, aprendizaje, participación, promoción y culminación en el Sistema Educativo de aquellas personas que requieran atención prioritaria, de manera particular personas con discapacidad, necesidades educativas específicas, problemas de aprendizaje o que se encuentren en situación de vulnerabilidad;
  15. No ser sancionados por condiciones de embarazo, maternidad o paternidad, y recibir el debido apoyo y atención en lo psicológico, académico y lo afectivo para culminar sus estudios y acompañar un proceso de maternidad y paternidad saludable;
  16. Aprender en idioma oficial, de relación intercultural y ancestrales, de ser el caso;
  17. Disponer, al inicio del año escolar, del carné estudiantil, que le permita acceder a la tarifa preferencial en los servicios de transporte público, y el acceso a eventos académicos, culturales, deportivos y otros durante el año calendario;
  18. Implementar medidas de acción afirmativa para el acceso y permanencia en el sistema educativo de los grupos de atención prioritaria;
  19. Recibir una formación en derechos humanos y mecanismos de exigibilidad durante la educación en todos sus niveles;
  20. Recibir una educación formal y no formal a lo largo de su vida que desarrolle sus capacidades, habilidades y destrezas para ejercer el ejercicio pleno de sus derechos y al Buen Vivir. El aprendizaje se desarrollará de forma escolarizada y no escolarizada de acuerdo a los contextos de cada estudiante;
  21. Acceder y disponer de conectividad, tecnologías de la información, redes y medios digitales, alfabetización digital, capacitación en el uso de las plataformas digitales y uso de la comunicación en el proceso educativo; y,
  22. Acceder a la práctica deportiva, la educación física y recreación desde temprana edad en las instituciones educativas, dentro de una carga horaria que vaya en aumento y que permita estimular positivamente el desarrollo de las capacidades físicas e intelectuales.

Estos últimos tres literales son la muestra de la nueva modificación de la LOEI que emplea nuevos términos que están relacionados a la era tecnológica.

Cada uno de ellos está diseñado según las necesidades de los estudiantes. Además, es una escuela que enseñan a los estudiantes a formarse para enfrentar los desafíos que la sociedad presenta.

De tal modo, es tan importante enseñar a nuestros alumnos e hijos sobre los derechos que tienen para ser parte del cambio que la sociedad necesita.

En el próximo blog abordaremos el tema de las OBLIGACIONES de los estudiantes.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *