La educación es un proceso en el que intervienen varios factores para obtener  un adecuado proceso de aprendizaje, pero este resultado se ve muchas veces opacado debido a grandes sombras que perturban la tranquilidad de nuestros estudiantes. La violencia tiene muchas caras, puede ser visible en múltiples ocasiones, pero debido al temor que infunde el agresor en su víctima los casos de violencia se esconden tras una carita distraída, tras una mirada perdida o un tono de voz casi insonoro.

Lamentablemente la violencia se da en todos los sectores de la sociedad, sin importar la edad, el sexo o el nivel económico, esta es una realidad que se ha ido normalizando pero que daña profundamente a quienes la padecen. Es tan triste saber que dentro de una institución educativa también se viven episodios de este problema y no solo entre estudiantes sino también entre educadores y estudiantes o entre padres y estudiantes; por eso es obligación de todos estar alertas a cualquier señal que directa o indirectamente se den dentro del entorno escolar.

Consejos para estudiantes

  1. Si eres estudiante y sientes o has evidenciado que uno o varios de tus compañeros están siendo víctimas de agresión física, verbal, o cibernética por parte de otros estudiantes, DENUNCIA, solo de esta forma podrás apoyar a que las personas que están atravesando este problema de violencia logren salir de este círculo que muchas veces pareciera sin salida. Denunciar no solo es acudir a la policía, denunciar puede ser hablar con tus padres o maestros de confianza para que juntos busquen la mejor solución al problema.
  2. Si eres estudiante y has vivido o has evidenciado malos tratos por parte de alguno de tus maestros, no te quedes callado DENUNCIA, los maestros están para educar, para enseñar pero sobre todo para velar por que se cumplan los derechos, los sueños y las ilusiones de sus estudiantes, no para romperlas. Recuerda que siempre habrá alguien en quien puedes confiar, tus padres, tus abuelos, y tus propios maestros, aquellos que con su paciencia y compromiso se han ganado tu confianza, hablar sobre la situación es el primer paso para liberarte de esta atadura.
  3. Si eres estudiante y sufres o sabes si alguno de tus compañeros sufre violencia en el hogar, no te lo guardes, DENUNCIA, la familia es el primer apoyo, es aquí donde los niños, niñas y adolescentes deberían ser protegidos, amados y respetados; pero no en todos los hogares ocurre esto, este lugar muchas veces pasa de ser un refugio para convertirse en un infierno. Acude a tu maestro, o a los profesionales del DECE, no estás solo.

Consejos para Padres

  1. Habla diariamente con tus hijos, no dejes pasar pequeñas alertas que te pueden ayudar a identificar si tus hijos están sufriendo o siendo víctimas de agresión en su entorno educativo, 10 minutos para platicar sobre las actividades del día, y  revisar las tareas son el primer paso, con ello tus hijos sabrán que sus actividades te importan.
  2. Si notas que tu hijo ha cambiado su comportamiento, si está sensible, callado, siente miedo y se enoja sin motivo alguno es un signo que algo está sucediendo, lo más importante es hablar con amor, tratar de generar un espacio de confianza donde el niño, niña o adolescente sienta seguridad. Lo más importante es no presionar, se debe buscar que la verdad fluya sin condicionamientos.
  3. Una vez que se ha detectado el problema de acoso, es importante que se determine quién o quiénes están ejerciendo violencia y acudir a las instancias correspondientes para abordar el problema, en cualquier caso si el agresor es un docente o un estudiante se deberá acudir al DECE para cumplir el protocolo y salvaguardar la seguridad de la víctima.

Consejos para Profes

  1. Tu eres la figura más importante dentro del entorno educativo, por ello es importante que la labor docente no se base solamente en enseñar asignaturas, sino también valores sobre todo respeto entre todos los individuos. Es importante por ello además estar atentos a cualquier cambio de comportamiento de los estudiantes, y así estar preparados para abordar esta difícil problemática escolar.
  2. Si detectas algún tipo de violencia dentro o fuera del aula, acude de inmediato al DECE para que de acuerdo a los protocolos establecidos se proceda con las acciones necesarias para proteger a la víctima.

 

 

Ya casi inicia un nuevo periodo académico en la región sierra y amazónica de Ecuador, por eso te invitamos a estar atentos para que los estudiantes se diviertan y se desarrollen en un ambiente de tranquilidad, que garanticen un adecuado proceso educativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *