La UNESCO establece principios fundamentales para sustentar el derecho a la educación que son la base para la acción normativa de cada institución.

El acceso universal a la educación, a la no discriminación e igualdad de oportunidades y de trato son factores fundamentales para la convivencia de toda comunidad educativa.

Según la UNESCO, la no discriminación en la educación implica la inclusión de todo ser humano en el acceso a la educación, tanto de derecho como, de hecho, así también lo afirma la Declaración Universal de Derechos Humanos, pues protegen este principio en el ámbito educativo.

“el ideal de igualdad de oportunidades educativas, sin tener en cuenta la raza, el sexo o cualquier tipo de distinción, económica o social” UNESCO, 1960

Por otro lado, la igualdad de oportunidades y de trato significa mejorar la igualdad de oportunidades educativas y evitar o eliminar de raíz la discriminación en la educación, fomentando la igualdad en el trato y en oportunidades con el fin de reforzar el derecho a la educación como un derecho humano fundamental.

Una forma de aplicar este principio, es ofreciendo una educación con diversas necesidades, capacidades y características, suprimiendo toda forma de discriminación.

“La educación inclusiva debe orientar las políticas y las prácticas con miras a alcanzar una igualdad plena de las oportunidades educativas” UNESCO

Por último, y no menos importante, el acceso universal a la educación, la cual debe ser libre de toda exclusión, pues ella es nuestra principal herramienta que nos ayuda a vivir y a comprender sus necesidades.

Este factor es tan importante, porque nos garantiza el acceso para el proceso de enseñanza que determina una calidad educativa en el aspecto de la educación.

Sin el acceso a la educación, no podríamos defenderemos frente a los retos que la vida impone.

A continuación, compartimos el artículo 2.1 de la reforma de la LOEI, el cual señala los principios rectores de la educación.

  1. Acceso universal a la educación: Se garantiza el acceso universal integrador y equitativo a una educación de calidad; la permanencia, movilidad y culminación del ciclo de enseñanza de calidad para niñas, niños, adolescentes y jóvenes, promoviendo oportunidades de aprendizaje para todos y todas a lo largo de la vida sin ningún tipo de discriminación y exclusión;
  2. No discriminación: Se prohíbe la discriminación, exclusión, restricción, preferencia y otro trato diferente que directa o indirectamente se base en los motivos prohibidos de discriminación y que tengo por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio de los derechos reconocidos en la Constitución, los instrumentos de derechos humanos y la presente Ley;
  3. Igualdad de oportunidades y de trato: Se garantizan entornos de aprendizaje accesibles y asequibles material y económicamente a todas las niñas, niños y adolescentes, respetando sus diversas necesidades, capacidades y características, eliminando todas las formas de discriminación. Se establecerán medidas de acción afirmativa para efectivizar el ejercicio del derecho a la educación.

Fuente: UNESCO / LOEI 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *