La psicoterapia es el tratamiento que hace parte de la psicología clínica que tiene como objetivo el cambio de pensamientos, sentimientos y conductas. Consiste en una interacción planificada cargada de emoción y confianza entre una persona que requiere ayuda es decir el paciente y un profesional socialmente reconocido, preparado con el suficiente conocimiento para poder ayudarlo es decir el terapeuta.

El individuo que solicita terapia, se encuentra en un estado emocional de desmoralización que puede ser caracterizado por: perdida de la autoestima, impotencia al no poder resolver los problemas por su cuenta y ansiedad, la persona transmite una sensación incompetente al momento de afrontar los problemas del medio en el que se convive como sociedad.

Existen diferentes tipos de síntomas que aquejan a las personas que llegan a solicitar psicoterapia y son muy variados, estos llegan afectar a la experiencia personal, la relación con sus semejantes y lo que quizás muchas de las veces no se le da mucha importancia, pero es muy esencial es el significado de las actividades cotidianas y su nivel de afectación. El disgusto a menudo se manifiesta a través de ansiedad, depresión, estrés, conflictos laborales, familiares, con la pareja e incluso dificultades en las relaciones sexuales el cual dan lugar a ciertos comportamientos que interfieren la vida de una persona en distintos planos que conllevan a las adicciones como: el alcohol, drogas, la ludopatía el cual es la adicción a los juegos de azar, a los videojuegos, etc. también los trastornos alimenticios los cuales corresponden a la anorexia, bulimia, obesidad, etc. Son distintas las causas que llevan a una persona a requerir ayuda profesional y estas llegan a ser muy complejas.

La psicoterapia llega a tener cambios adecuados cuando el psicólogo – terapeuta y el paciente llegan a tener una comunicación fluida. Alcanza a proveer orden mediante el caos que está pasando el individuo llegando a facilitar la comprensión de ideas y acciones que en su momento llegan a ser confusas; al paciente le causa alivio al facultar a la persona para afrontar ansiedades, problemas y tensiones que habían sido evitadas por miedo a lo que pudiera llegar a suceder al momento de afrontarlos. Lleva a nuevas oportunidades para ver las cosas desde diferente perspectiva y tener otro modo de pensar, sentir y actuar, se da un gran paso, de tener la sensación de malestar continuo a ir dejando paso a la resiliencia y el control personal de las emociones.

Referencias

Dawson , V. (s.f.). cetep Salud Mental Integral. Obtenido de https://www.cetep.cl/web/?p=4284

R&A Psicólogos. (s.f.). Obtenido de https://www.ryapsicologos.net/faq-preguntas-frecuentes/que-es-la-psicoterapia/