Los trastornos alimenticios en la actualidad son uno de los padecimientos que más preocupa a la sociedad debido al elevado número de casos que se han registrado, pero estos padecimientos no son nuevos ya que gracias a documentos encontrados se ha podido evidenciar que estos trastornos han estado presentes desde los inicios de la sociedad.

Así por ejemplo durante la era del César (700 AEC), los romanos más poderosos se consentían con espléndidos y abundantes banquetes en los que la comida se repartía en tal cantidad que los comensales debían vomitar para así poder seguir comiendo. Además manuscritos médicos persas y pergaminos chinos de las primeras dinastías mencionan enfermedades muy parecidas a los desórdenes alimenticios modernos. Rudolph Bell en su trabajo “Holy Anorexia” describe a mujeres europeas del periodo renacentista que en su afán de alcanzar una relación más cercana con dios castigaban sus cuerpos ayunando por largos periodos.

A través del tiempo se han generado varios hallazgos que evidencian que tanto la anorexia como la bulimia han venido transcurriendo de generación en generación, pero es en los años 1680 que en Inglaterra se realiza la primera descripción y diagnóstico de estos trastornos y fue el Dr. Richard Morton en 1686 quien describe por primera vez a una paciente de 20 años de edad como “un esqueleto cubierto de piel” la misma que murió 2 años después.

En el año de 1900 inician a realizarse estudios e investigaciones sobre estos trastornos pero no fue hasta 1930 que la comunidad médica comenzó a entender que las causas de estos desordenes alimenticios eran en parte emocionales y psicológicas más que físicas. En la actualidad se ha convertido en una gran preocupación social ya que normalmente los desórdenes alimenticios comienzan en la adolescencia. La anorexia y bulimia raramente comienzan antes de la pubertad; el 90% de los casos son diagnosticados antes de los 20 años mientras que el 10% de los casos ocurren antes de los 10 años.

Debido al elevado número de casos registrados alrededor del mundo que lamentablemente en su mayoría han terminado en la muerte de quienes lo padecen, es necesario que los profesionales se capaciten y conozcan a fondo esta grave problemática.

Poliestudios pone a la disposición de profesionales nuestra Formación Continua en Trastornos Alimenticios la misma que se basa en el tratamiento cognitivo conductual de personas con trastornos de la conducta alimentaria como Anorexia y Bulimia utilizando el modelo CBTE desarrollado en la Universidad de Oxford por Christopher Fairburn. Esta formación está dirigida para: Lic. en Psicología, Médicos, Lic. en Trabajo Social, Lic. en Psicopedagogía, Consultores Psicológicos, Coaching, Psicólogos Sociales, Terapuetas, Lic. en Actividad Física y Deporte, Profesores de Educación Física, Entrenadores Deportivos, Lic. en Nutrición y estudiantes del último año de estas profesiones.

La Formación está avalada por la Universidad Indoamérica, Universidad Israel, la Organización para el desarrollo de la Educación Ciencia y Tecnología, la Sociedad Iberoamericana de Educación y la Secretaría Técnica del Sistema Nacional de Cualificaciones Profesionales. Además cabe destacar que es 100% Online lo que permite que los participantes administren su tiempo de la mejor manera, demandando no más de 1 hora diaria para ingresar a nuestra plataforma e iniciar con el desarrollo de las actividades académicas. 

Nuestra formación consta de 4 módulos que son:

Módulo 1
TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA

Módulo 2
ANOREXIA Y BULIMIA

Módulo 3
OBESIDAD Y ORTOREXIA

Módulo 4
NUEVAS PSICOPATOLOGÍAS ALIMENTARIAS

La Formación inicia en el mes de julio, quedan pocos cupos.

No dejes pasar esta oportunidad, Poliestudios pioneros en educación inclusiva.

Inscríbete ahora: https://www.poliestudios.org/formaciones/psicologia/trastornos-alimenticios/