En nuestro entorno, todos somos diferentes y esto es lo que enriquece al mundo y nuestra convivencia diaria, según la Ministra de Salud, Verónica Espinoza; en el Ecuador se han diagnosticado 1581 personas con algún tipo de autismo.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas:

El autismo es una discapacidad permanente del desarrollo que se manifiesta en los tres primeros años de edad y se deriva de un trastorno neurológico que afecta al funcionamiento del cerebro, que afecta a los niños de muchos países, con independencia de su sexo, raza o condición socioeconómica, y que se caracteriza por deficiencias en la interacción social, problemas en la comunicación verbal y no verbal, patrones de comportamiento, intereses y actividades restringidos y repetitivos.

La palabra “autismo” etimológicamente se remite al griego Autós que significa propio o uno mismo. Una de las características más notables en cuanto al TEA  (Trastornos del Espectro Autista) es el ensimismamiento que la persona en cuestión llega a tener, y que para poder comprender este comportamiento es necesario tener en cuenta algunos de los principales síntomas de este trastorno, que en base al DSM-V son los siguientes:

  • Deficiencias persistentes en la comunicación e interacción social
  • Presencia de patrones restrictivos y repetitivos en el comportamiento
  • Presencia de síntomas desde la etapa de desarrollo
  • Deterioro clínicamente significativo en la vida cotidiana debido a los síntomas y que estas alteraciones no se explican mejor por una discapacidad intelectual.

Este trastorno es categorizado como de neurodesarrollo, porque posee ciertas carencias evolutivas que discrepan del desarrollo común entre las más comunes encontramos:

  • La ausencia de gestos ya sean expresivos o protodeclarativos.
  • La falta de seguimiento de la mirada o de pautas de atención conjunta.

Dichos síntomas se los puede detectar desde los 9 meses, desplegarse a los 18 y permitir detectar marcadores tempranos antes de los 24 meses de edad del niño.

Otro aspecto que se ve afectado dentro del curso evolutivo típico de las personas con TEA, está en que la habilidad metarrepresentacional no se integra por completo.

La habilidad metarrepresentacional es de suma importancia dentro del desempeño social, pues permite concebir una clase de representaciones y nociones internas necesarias para explicar la conducta de otra persona y el sentir propio. Su desarrollo abarca la comprensión de los deseos (se constituye a los 3 o 4 años), de las creencias ajenas (se constituye a los 5 a 6 años) y de creencias falsas (también a los 4 años). Sin embargo, al no integrarse o constituirse por completo todo lo mencionado resultará afectado, lo que provocará que la persona con TEA sea incapaz de atribuir a sí mismo y a los demás: deseos, creencias, emociones e intenciones y por consecuencia tampoco podrá entender o explicar las acciones o la comunicación completa del entorno. (Colaborador Mateo Moreira)

En el Ecuador la falta de capacitación tanto en padres de familia como en docentes en el tratamiento adecuado hacia un paciente con autismo hace que este padecimiento se vea como un problema más grave de lo que en realidad es, a pesar de que el autismo no tiene cura, existen técnicas y métodos que la persona que se encuentra al cuidado de una persona con autismo puede emplear y así asegurar una vida plena para su entorno.

Poliestudios, consciente de la falta de preparación en este ámbito tan importante, ha creado una Formación que busca ofrecer una capacitación profunda, sistematizada y especializada en Atención al paciente con autismo, el entendimiento del espectro y sus características principales lo que permite el reconocimiento de una adecuada atención en el área psicológica, emocional y ocupacional, dicha formación está avalada por la  Organización Mundial para el desarrollo de la Tecnología, Educación y Comunicación, por la Sociedad Iberoamericana de Educación y la Secretaria Técnica del Sistema Nacional de Cualificaciones Profesionales.

El programa educativo está dirigido para profesionales y estudiantes con el grado psicología, educación, psicopedagogía, terapia de lenguaje, terapia ocupacional, ludoterapia, asistentes educativos, tecnólogos educativos, enfermeras , medios y personas relacionadas con la atención al paciente con autismo.

La formación consta de 3 módulos; los mismos que se los desarrollarán vía online mediante nuestra plataforma. En el Primer Módulo se  introducirá al estudiante en los conocimientos bases del espectro
autista, desde su concepto hasta atenciones para el crecimiento intelectual, físico y social del paciente. El Segundo Módulo está pensado en mostrar al estudiante los diferentes métodos para el crecimiento intelectual, físico y social del paciente, y el papel necesario de los mismos en las unidades educativas, y el Tercer Módulo tiene por objetivo acercar al estudiante a la vida diaria de un paciente con autismo, para de esta manera ofrecer mejores soluciones y mayor inclusión al espectro autista en sus vidas.

Una vez culminados los 3 módulos, dentro de la plataforma se habilitará el proyecto final que tendrá una duración de 15 días. Los estudiantes tendrán que defender su proyecto frente a un jurado, el mismo que será el encargado de aprobar la formación.

Una persona con autismo no es diferente, es única; como tú.

Inscribete https://www.poliestudios.org/formaciones/psicologia/atencion-al-paciente-con-autismo/